"Para ti siempre fui una amenaza, al comienzo amabas que escribiera, luego de un tiempo lo odiabas.
Comenzaste con las malas palabras, siempre quisiste hacerme débil ante ti, intentaste de todo para que mi amor propio desapareciera.
Tus malos tratos, tus celos enfermos, tus manías de decir siempre que cualquier mujer era mejor que yo, luego me prometías el cielo y más.
Y aún te consideras un hombre…
Un hombre no es más hombre mientras con más mujeres se acuesta.
No puedo creer que haya soportado todo tu maltrato, todas esas palabras hirientes.
Pero cariño, mi mirada te derretía, me odiabas porque con sólo sonreírte di vuelta tu mundo.
No me importa si mil mujeres pasan por tu cama, pues conmigo es con quien quieres despertar.
Lo más irónico es que tus palabras hirientes nunca las dijiste mirándome a la cara, por el sucio teléfono eras el más cruel.
Tú mismo vendiste tu alma, cuando dijiste el primer “te quiero” , cuando lloraste enfrente de tus amigos diciéndoles que yo era la mujer que te hacía mejor persona, cuando me pedías que fuera la madre de tus hijos, cuando me llamabas ebrio, cuando dijiste que preferías no verme porque te descontrolaba.
Ahora es momento de que te arrepientas de haberme dado tanta seguridad de tu amor, enfermo pero amor. Digas lo que digas, hagas lo que hagas, sé que soy la única que te acaricia el rostro con ternura y te besa, te besaba…
Yo estoy de pie cariño, y no necesito a otro hombre para quitarte de mí.
Tú quizá con cuantas has intentado sacarme.
Pero no lo logras y no lo harás.
Sin embargo, yo te he dejado de querer y cada día que pasa se transforma en distancia."
- (F.A.G.M.) - Clemm Abader (via vitacoradelinsomnio)

(vía una-mente-solitaria)

"Resultó ser un acuerdo mutuo para decirle no al amor, para rechazar los celos y exterminar la soledad.
Un acuerdo fortuito, forjado entre desesperación y miedo, éramos contradictorios y nada buenos entre nosotros.
Fue placer y ansiedad, fuimos uno en más de una ocasión, pero dos en muchos aspectos.
Nos usamos para liberarnos, volamos increíblemente alto y nunca caímos.
No nos necesitábamos, pero buscábamos momentos a solas; era independencia, gozo y estabilidad.
Era, hasta que cambió todo …"
- Mentes Divididas (via mentesdivididas)

(vía una-mente-solitaria)

"A veces no es capricho, no es añoranza ni remordimiento, a veces es simple curiosidad. Curiosidad de sus pestañas y las curvas de su boca. Curiosidad de su ahora y de su después. Curiosidad de sus no y de sus si. Curiosidad de ella y todo lo que podía representar. El quería responderla porque era un misterio. Y quería que fuera su misterio."
- Declaración de Contradicciones (via declaracion-de-contradicciones)

(vía una-mente-solitaria)